ANDRÉ KERTÉSZ / EL DOBLE DE UNA VIDA

Cerca de doscientas imágenes que reúnen 60 años de trabajo ininterrumpido de André Kertész, afamado fotógrafo de influencia decisiva en el arte y el periodismo del siglo XX, se exhiben en el ala norte del segundo piso del Museo Nacional de Bellas Artes entre el 14 de octubre y el 31 de diciembre.

La exposición se inaugura en el marco de la Semana Francesa que organiza la Cámara de Comercio Franco-Chilena con el apoyo de la Embajada de Francia y cuenta con la gestión y producción de Verónica Besnier y Luis Weinstein.

Las obras seleccionadas pertenecen al Fondo Kertész, manejado por el museo del Jeu de Paume del Ministerio de la Cultura y de la Comunicación de Francia, institución que en 1984 recibió 100.000 negativos, 15.000 diapositivas y documentos donados por el fotógrafo.

La muestra se articula en seis períodos de su obra: Hungría (1894-1925); Francia (1925-1936); Las Distorsiones (1933); Los Estados Unidos (1936-1962); El Periodo Internacional (1963-1985) y El Color (desde mediados de la década de 1950).

André Kertész fue maestro de fotógrafos de reconocida trayectoria, como Brassaï, y tuvo un rol decisivo en la historia de la fotografía, el ámbito del fotorreportaje las agencias fotográficas (dedicadas a proveer imágenes para ilustrar la prensa) y la fotografía de autor.

Autodidacta, fue fiel a su credo: “Lo que siento, lo hago”. Jugó con diferentes movimientos como el surrealismo, el constructivismo o el humanismo, incluso, se anticipó a ellos. Su postura como fotógrafo no se puede reducir a un proyecto únicamente estético, social o moral. Kertész  se aferró a su punto de vista y no renegó de él ni para satisfacer a un cliente ni para adherir a una moda.

Parque Forestal S/N. – Casilla 3209 Santiago, Chile
Fono: Mesa Central (562) 499 16 00- Fax: (562) 639 32 97

Fuente: dibam.cl / greatphotographers.wordpress.com