El logo de los Ramones cumple 35 años

El sello presidencial del gobierno de los Estados Unidos fue la inspiración de Arturo Vega, amigo, artista, de los Ramones

Un águila, un bate de beisbol, la rama de un manzano y puntas de flecha. Estos son los elementos que utilizó el joven artista mexicano Arturo Vega para crear el logo icono del rock  que apareció por primera vez en la contraportada de su segundo disco, Leave home (1977).

Arturo Vega en 1973 tenía 24 años y vivía en un almacén de flores de plástico reconvertido en estudio en pleno East Village neoryorkino, entonces inundado de heroína y delincuencia, cuando conoció a Dee Dee Ramone (bajista del grupo) y Joey (cantante). El piso estaba a la vuelta del CBGB, mítico lugar dónde se remecía la escena punk, y cuando cerraba sus puertas la fiesta se solía trasladar a su hogar. Al poco tiempo Vega se hizo amigo de Joey y Dee Dee, y al final los dos músicos se quedaron a vivir allí. The Loft, nombre con el que fue bautizado su estudio, se convirtió así en el reverso punk de la Factory, de Andy Warhol.

Pronto Arturo Vega tuvo su función en el grupo: “Yo elaboraba la imagen de la banda. Por ejemplo, en el concierto del Año Nuevo de 1975 en el CBGB actuaban los Ramones y los Heartbreakers. La banda de Johnny Thunders era la competencia, así que pinté en blanco, sobre el telón negro, el nombre de los Ramones para que se viera más el suyo que el de los Heartbreakers”, explica el propio diseñador en la edición argentina de ROLLING STONE.

En 1974 se celebró el Unsigned Bands Festival, en el CBGB, con los Ramones, Patti Smith, Talking Heads, entre otros, en el cartel. Para ese concierto hicimos más de 300 posters con una foto en la que aparecía mi cinturón de águila”, explica Vega. Ese fue el inicio.

En 1976, viajé junto al grupo a Washington, era mi primera vez allí. Cuando llegamos a la Casa Blanca vi el sello presidencial de los Estados Unidos e inmediatamente pensé: ‘Esto es lo que voy a hacer’. Lo pulí y tomé algunas decisiones, como remplazar las flechas por un bate de beisbol. No lo cambié mucho. Quería una imagen clásica, porque yo veía a los Ramones como una banda clásica.

Cuando los Ramones vieron el logo no hubo ninguna discusión al respecto. Les gustó inmediatamente. “Sólo hubo un detalle que tuve que cambiar. Cuando estaba dibujando la hoja de laurel, decidí que quería una rama de manzano, y pinté unas manzanas rojas colgando de ella. Joey me dijo que parecían tomates, así que las terminé pintando de dorado”.

El logo realizo su debut en la contraportada del segundo disco de los Ramones, Leave home.

Arturo Vega reconoce que cuando ve hoy en día a la gente luciendo la camiseta de Los Ramones le produce mucha satisfacción y orgullo. “El único elemento decepcionante es que muchas de esas personas no saben nada de la música de los Ramones. No les interesa, y se la ponen sólo porque está de moda”, asume el diseñador. Y no le falta razón.

Fuente y texto de rollingstone.es  /  Sitio oficial de Arturo Vega

A continuación la entrevista de la edición de argentina de ROLLING STONE.

¿Cómo entraste al mundo de Ramones?
Yo ya vivía aquí en este mismo lugar. Era finales del 73, estaba pintando y un chico abrió la puerta y dijo “Hola, soy Dee Dee”; venía a ver a una chica que vivía arriba pero que siempre pasaba por mi puerta y escuchaba la música que yo ponía, era la música que a él también le gustaba y quería saber quién era yo. Así empezó la amistad. Luego me enteré que él comenzó a hablar con Johnny y Tommy; les decía que yo era un artista que los podría ayudar y les habló tanto que un día Johnny mandó a Tommy para que venga a conocerme. Nos conocimos y me dio el visto bueno, le dijo a Johnny que yo era un artista tipo Andy Warhol, un artista pop.

¿Cuál era tu función?
Mi función era elaborar la imagen de la banda y hacerla más representativa. En el recital de año nuevo 74-75 en el CBGB’s con los Heartbreakers, por ejemplo, pensé que ellos eran competencia y había que hacer algo especial, lo que hice fue pintar el primer telón. Era uno blanco que no decía más que RAMONES. Ese fue mi intento de lograr que los Ramones tengan mayor presencia sobre el escenario que los Heartbreakers.

¿Cuál es la historia del águila que termina siendo el símbolo histórico de Ramones?
Era un elemento que venía usando desde mi época en México, cuya bandera tiene un águila. En 1972 todos los negocios tenían esas maquinitas que sacaban fotos por 25 centavos, yo me la pasaba sacando fotos ahí. En el 74 se realizó el “Unsigned Bands Festival” en el CBGB´s donde participaron todos: Ramones, Patti Smith, Talking Heads y más, para ese show hicimos 300 posters con una foto mía con el cinturón con el águila y una remera estampada con puntas de flecha. Ese fue el primer póster. La contraportada de Ramones también pertenece a esas sesiones de fotos nada más que allí yo llevaba una remera blanca, lo que resultó perfecto para luego poner los créditos y los nombres de las canciones.

¿En qué momento llegás al logo definitivo de Ramones, el que sale en Leave Home por primera vez?
En el 76 viajamos a Washington, era mi primera vez allí. Yo estaba muy admirado por todas las banderas y águilas por todas partes. Cuando llegamos a la Casa Blanca vemos el sello presidencial de los Estados Unidos e inmediatamente dije: “¡Esto es lo que debo hacer!”. Terminé usando el logo del Departamento de Estado, luego pulí y tomé ciertas decisiones como reemplazar las flechas por un bate de béisbol. No lo quise cambiar mucho, no quería que remita al rock and roll. Yo quería una imagen clásica porque veía a los Ramones como una banda clásica.

¿Cómo les presentaste la idea? ¿Les gustó desde el principio?
Al primero que se lo dije fue a Dee Dee quien vivía conmigo junto a Joey mientras lo estaba haciendo. No hubo ninguna discusión al respecto. Les gustó inmediatamente. El único detalle que surgió fue cuando estaba diseñando la rama de laurel, que yo quería que fuese como una rama de un manzano, entonces le puse unas manzanas rojas hasta que las vio Joey y dijo que le parecían tomates. Finalmente dejé las manzanas pero las pinté de dorado. El logo que termina saliendo en Leave Home tiene esas manzanas doradas. Luego, para las camisetas, se las quité y volví al laurel y al olivo. Para el escudo que lleva el águila recuperé la idea de aquel póster inicial del cinturón y agregué las cabezas de flecha que en un principio pertenecían a mi remera.

Es difícil ir por la calle y no encontrarse, al menos una vez, con alguien luciendo ese logo en una remera ¿Qué sensación te produce eso?
Me da mucha satisfacción y orgullo. Hasta las camisetas piratas, eso no me molesta para nada, al contrario me gustan mucho. La más rara que vi fue una evangelista que, en vez de Ramones, dice “Romanos”, ¡y luego tiene un verso de una epístola de San Pedro a los Romanos! El único elemento decepcionante es que mucha de la gente que se pone la camiseta no sabe nada de la música de Ramones. No les interesa para nada y se la ponen nada más que por moda. Eso lo puedes ver en las ventas, los Ramones vendieron decenas de miles de cada uno de sus discos, sin embargo las camisetas se han vendido por millones.

¿Cómo siguió tu carrera post-Ramones?
Tuve llamados de algunas bandas pero sólo trabajé formalmente con The Misfits, haciendo algunas imágenes para su álbum Famous Monsters. Actualmente tengo una retrospectiva en Chihuahua, México, mi ciudad natal y este año habrá otras en Holanda y España. Espero en algún momento llevar esta colección de memorabilia de Ramones a Argentina. Estoy seguro de que será pronto.

Fuente y texto por Gerardo Barberán Aquino de rollingstone.com.ar

Sitio oficial de Arturo Vega