Terry Richardson / no sabe nada, pero lo tiene todo!

Cuando hablamos de las infinitas ramas de la fotografía, sin dudas una de las más amplias, creativas, polémicas… es la fotografía de moda.

Richardson nació en Nueva York, hijo de Bob Richardson, fotógrafo de moda que luchó con el abuso de drogas y la esquizofrenia Richardson se crio en Hollywood, un barrio de Los Ángeles, California, donde asistió a la Hollywood High School. Y Ojai, California, donde asistió a la Escuela Secundaria Nordhoff. Él tocaba el bajo en una banda de punk-rock, El Gobierno Invisible, durante cinco años. Richardson comenzó la fotografía cuando la banda se separó y su madre le presentó a Tony Kent, un fotógrafo que lo contrató como asistente.

Las fotografías de Richardson a menudo son en cierta medida autobiográficas y se destacan por su polémica, gráficos materia sexual. Richardson se ha disparado la publicidad de los diseñadores de moda, como Gucci, Levi’s, Miu Miu, Tommy Hilfiger, Hugo Boss, Sisley y MANGO. Richardson también ha disparado las fotografías de redacción de Vogue, la salida la revista Harper’s Bazaar, Penthouse, The Face, GQ y Sports Illustrated libros de fotos de publicación incluyendo Hysteric Glamour (1998), hijo de Bob (1999), temido por los hombres deseados por mujeres (2000); demasiado (2001); Terryworld (2004), y Kibosh (2006). También ha dirigido videos musicales, incluyendo un vídeo de la música alternativa de la canción “encontrar una nueva forma” de la banda Young Love.

Odiando por la pobreza técnica y compositiva de sus trabajos y su extravagancia. Sí, extravagancia, ya que dudo que alguna vez haya leído el manual de una cámara, o que haya hechos cursos de diseño o se haya esforzado por aprender fotografía

Y es que sus fotos y su fama se basan en el alto contenido sexual, la polémica mediática, el alardear de ser un latin lover, un ganador de famosas, un tipo desafiante.

Entonces, uno se pone a pensar “el tipo no sabe nada, pero lo tiene todo!” y ahí es cuando no queda otra que reconocer la genialidad de Terry. Convocado por grandes marcas de ropa como Gucci, Levi’s, Tommy Hilfiger, Hugo Boss y Dolce & Gabbana… y por revistas prestigiosas dentro del mundo de la moda como Vogue, Harper’s Bazaar, Penthouse… Richardson se ha posicionado como uno de los fotógrafos más reconocidos (o al menos conocidos) del mundo; y hasta se animó a lanzar su propia marca de ropa, que lleva su nombre, y realizar el calendario Pirelli 2010. Algunos de los famosos con los que se codea son Kate Moss, Jon Bon Jovi, Mick Jagger, Orlando Bloom, Kirsten Dunst, Kobe Bryant y las gemelas Olsen.

Si Terry se destaca por la falta de recursos, David Lachapelle se destaca por abusar de ellos. Controversial también, y con una historia de vida dura como la de Richardson, Lapachelle ha sabido conquistar al mundo de la fotografía con imágenes impactantes. El color, el dinamismo, el vértigo… el surrealismo, la ironía y el toque bizarro, son constantes en sus fotos.

Pero la trayectoria de David es aún más amplia y se anima a incursionar en el cine y los videos musicales de bandas y solistas como Jennifer Lopez, Britney Spears, Avril Lavigne, No Doubt, Whitney Houston, Moby, Macy Gray, Blink 182, Elton John, Christina Aguilera (“Dirrty”) y The Vines.

Desde Loreal hasta MTV, desde Leonardo Di Caprio hasta Marilyn Manson, desde Pamela Anderson hasta Robbie Williams, han convocado a este verdadero artista para sus trabajos.

Recientemente sus fotografías fueron expuestas en el MALBA de Buenos Aires luego de pasar por los más prestigiosos museos del mundo.

Sitios ofisciales terrysdiary.com / terryrichardson.com

Fuente: mediastintasonline.com